miércoles, 02 de diciembre de 2020
Buscar
El tiempo

Alegría y preocupación por las obras de los nuevos salones parroquiales, Nuestra Sra de la Asunción junto al histórico Arco de la Malena

arco malena obras
arco malena obras

Iniciadas las obras de demolición de las casas, en auténtico estado de ruina, en
la calle Castillejo, junto al Arco de la Malena en el recinto amurallado del templo
parroquial de Tarancón, Nuestra Sra de la Asunción, con el fin de construir los
necesarios salones parroquiales para poder desarrollar con la dignidad que merecen
los servicios los diferentes colectivos parroquiales, desde la Junta Mayor de
Hermandades y Cofradías hasta Cáritas Parroquial y el resto de movimiento, con un
presupuesto alrededor de los 600.000 euros, entre la ciudadanía, hay muestras de
alegrías y satisfacción que al fin se dote de un edificio acorde con las necesidades de
la Parroquia, pero a la vez tambien surge preocupación en otros sectores de la
ciudadanía.
Y, es que si en algo siempre ha pecado el casco antiguo de Tarancón, ha sido en
la anarquía a la hora de desarrollar proyectos urbanísticos, hasta el punto de dejar
demoler edificación, que si bien arquitectónico en muchos casos no eran de gran
valor, si que lo eran se un extraordinario valor sentimental. Se han realizado obras,
tanto de propiedad privada, la mayor parte, como incluso otras de propiedad popular
que han dejado en un estado precario el patrimonio artístico taranconero, a pesar de
contar con una Asociación para la recuperación del patrimonio, a la que a bien seguro
se la consulta e informa mas bien poco. Cada cual ha hecho de su capa un sayo,
cuando no ha dejado derrumbar esos edificios, símbolo de un pasado, cuando menos
entrañable que formaba parte de la sin duda, cultura popular.
Es por ello, que al ver demolidas varias viviendas, cuyo estado, insistimos era
de ruina e incluso peligro en una zona muy visitada, por la proximidad del templo,
seña de identidad histórica taranconero, llega la alegría por esa nueva dotación para
los servicios parroquiales y le preocupación, porque se encuentra situado junto al
autentico escudo de Tarancón, el Arco de la Malena, frente a la “giralda manchega”
que deja en su frontal izquierda ahora al descubierto. Preocupación, porque se ha
detectado como uno de los despachos derruidos estaba prácticamente una de la torres,
de las almenas del Arco de la Malena, como consecuencia de unas obras para dotar
de ese despacho parroquial, que formara parte del nuevo edificio. Ademas, porque
poco se conoce de como será el exterior de las nuevas plantas, porque aunque se
confía que siga el estilo de la zona amurallada, del exterior del propio templo y los
ciudadanos esperan que al menos se mantenga esa linea con materiales que forman
parte del conjunto y no se rompa la estética de la zona que ademas sera la mas vista
junto al propio templo.
Por otro lado, los pocos vecinos de una de las dos calles, piden con mucho
respeto y sin oposición a las obras que todo el mundo acepta, que una de las zonas se
aproveche para ensanchamiento al menos “alrededor de un metro” para que puedan
entrar a “descargar gasóleo” dicen en escrito remitido al Ayuntamiento, al

departamento de Obras y Servicios.
Se cuenta ademas, según adelantaba el alcalde en rueda de prensa, con el
proyecto de que el Ayuntamiento, en los nuevos presupuesto, hay una partida para
emprender obras en la zona, Arco de la Malena y esas dos torres que dan entrada a la
zona amurallada.
Inquietudes, preocupaciones, que imaginamos que tambien estarán en la mente
de Patrimonio que ha de supervisar las obras al estar declarado como bien Cultural
Inmaterial el templo Nuestra Sra de la Asunción. NO falta algún sector critico que
recuerda y muestra su sorpresa en el comienzo de las obras, por parte de la Iglesia,
dado que la Parroquia San Víctor y Santa Corona, inició la construcción,
precisamente en plena crisis del 2008 y ahora la Parroquia Nuestra Sra de la
Asunción, inicia obras tambien en plena crisis de la pandemia de la Covid 19.
Es cierto que las obras no tiene ninguna oposición, estos detalles que están en
la calle, pero que pueden ser atendidos sin problemas para dotar de ese edificio y a
ser posible enriquecer el Patrimonio Arquitectónico en el eje del casco antiguo de
Tarancón, que recibe a lo largo del año millares de visitas.
JESUS GABALDON NAVARRO

Comentarios