sábado, 04 de diciembre de 2021
Buscar
El tiempo

La residencia San Ramón y la Milagrosa supera los primeros días de “prevención” sin afectados por el Coronavirus e inicia un programa que posibilita que los residentes, puedan seguir el confinamiento en domicilio familiares

RESIDENCIA SAN RAMON
RESIDENCIA SAN RAMON

Con antelación, incluso a que la Autonomía de Madrid, que fue la primera que
adopto la media de cerrar las aulas a todos los niveles, lo más próximo a nuestra
ciudad, el pasado 11 de marzo, cerraron sus puertas los centros escolares, la
Residencia de Mayores San Ramón y la Milagrosa de Tarancón, el pasado día 9, ya
teniendo noticias de la evolución del Coronavirus, como medida preventiva, inició el
aislamiento de la misma, prohibiendo las las visitas de familiares a los residentes de
la misma. Una semana que finalizo con las medidas preventivas ya a diferente nivel
para que el sábado 14, se declarara el Estado de Alarma a nivel estatal. Por ello, se ha
cumplido los 14 días preceptivos de prevención, sin que en la misma se haya dado
ningún caso, entre el personal de la Residencia y los propios usuarios de la misma.
Por ello, la residencias ha adoptado una medida, que ha propuesto a los
familiares de residentes, dado que son población de alto riesgo los mismos, por la
edad e incluso por el estado de salud de las personas mayores.
14 días preventivos de aislamiento en la Residencia San Ramón y la Milagrosa
(el pasado día 9, ya como prevención, prohibieron las visitas a los residente de
familiares, incluso), a partir del 24, pasado el periodo previsto por el protocolo de
aislamiento, sin que haya habido, ningún afectado, entre los residentes y el personal,
se da la oportunidad a los familiares que lo deseen, para llevarse al residente a su
domicilio para seguir el estado de alarma. Es una opción de carácter voluntario.  No
se pierde la plaza e incluso se bonifica la factura correspondiente, pudiendo volver
con total normalidad.
    Los que no puedan recoger en el domicilio al familiar lo pueden hacer hacerse
cargo y asumir la responsabilidad, o quieran siguen su vida en la Residencia,
siguiendo los protocolos y recomendaciones en relación al virus.
    Lo han estado informando de esta opción a los familiares, para que cada cual
adoptara por una de las dos soluciones, el seguir en la Residencia y retirar
periódicamente a los familiares ingresados, hasta que se supere la situación.
En la esperanza que se mantengan como hasta ahora sin que el virus entre en
la misma, ni el personal, ni los usuarios.

JESUS GABALDÓN NAVARRO

Comentarios