viernes 21/1/22
EntregaObsequioPregonGetafe

El diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, se ha desplazado este fin de semana hasta la localidad madrileña de Getafe con el fin de pronunciar el pregón inaugural de la XXX Semana Cultural de la Casa de Castilla-La Mancha en este municipio, que ha tenido lugar en su sede y que ha reunido a numeroso público.

Un emotivo y sentido pregón, en el que Doménech, tras agradecer esta oportunidad que ha tildado de “todo un honor”, ha querido resaltar el importante papel que juegan las casas regionales para no romper la vinculación de estas comunidades originarias con la tierra que les vio nacer. Unos lazos de unión que el diputado ha invitado a mantener y fortalecer con el fin, incluso, de transmitirlo a las generaciones venideras, ya que, según ha dicho, “lo más importante de Castilla-La Mancha y de lo que nos podemos sentir más orgullosos es por sus gentes”. Gentes que ha definido como “humildes y sencillas que han sabido salir adelante a pesar de las dificultades a base de ilusión, trabajo y esfuerzo”.

No es de extrañar, por lo tanto, que les haya pedido que sigan visitando sus pueblos, además de transmitir a sus hijos y nietos ese amor por Castilla-La Mancha para no romper su vinculación con sus raíces, con su tierra y, por lo tanto, con sus orígenes.

En este pregón no ha faltado un casi obligado recorrido por algunas de las maravillas que atesora nuestra región, repleta, según ha dicho, no solo de un excepcional patrimonio natural e histórico-artístico, que ha llevado, por ejemplo a la declaración de Cuenca y Toledo como Ciudades Patrimonio de la Humanidad, sino también de un magnífico legado cultural recogido en sus costumbres y tradiciones, a las que, tal y como ha remarcado, presta especial atención la Diputación conquense haciendo todo lo posible en preservar y poner en valor.

Comentarios